TENDINITIS CALCIFICANTE MÚSCULO SUPRAESPINOSO

Publicado en: BLOG | 1

¿Qué es la tendinitis descalcificante?

También llamada “Periartritis Calcificante del tendón del supraespinoso”, es un proceso patológico que ocurre a nivel del tendón del músculo supraespinoso. Es uno de los músculos que forma el manguito rotador, que son un conjunto de músculos y tendones que rodean la cabeza del húmero (en la región del hombro) y participan en su movimiento.

El proceso de calcificación se origina por la formación de depósitos o nódulos cálcicos dentro de los tendones rotadores del hombro. El tendón más frecuentemente afectado es el del músculo supraespinoso, representando el 80% de los casos de tendinitis calcificante.

CAUSAS MÁS FRECUENTES

Existen muchas teorías sobre por qué ocurre esa calcificación sobre el tendón del músculo supraespinoso. Se piensa que puede ser causado por sobreuso del músculo (todas las profesiones que se tenga que mover el brazo continuamente por encima de la altura de la cabeza como un pintor), después de un proceso traumático (post-traumático), por el envejecimiento del tendón y/o por un problema e vascularización del mismo, por lo tanto, llega poco oxigeno y nutrientes. Lo más probable es que el problema sea multifactorial.

La calcificación se convierte en un problema cuando su posición, forma o tamaño interfieren en el correcto funcionamiento de la articulación gleno-humeral (hombro) porque limita el movimiento, irrita la capsula articular y/o la bursa subacromial.
Es importante saber que las calcificaciones pueden NO producir dolor e inflamación. No es inherente el hecho de tener una calcificación y referir dolor. Las calcificaciones en el tendón no tienen porque ser patológicas y sintomáticas.
Consejo para el hombro

SINTOMATOLOGÍA

Una tendinitis calcificante puede provocar una reacción inflamatoria importante y dolorosa. El paciente siente un dolor muy intenso, que se exacerba durante la noche. Pueden provocar dolor las calcificaciones mayores de 0.7 cms.
Si el dolor está presente, se puede expresar de dos maneras:

Dolor agudo: la crisis de intenso dolor puede causar insomnio.
Dolor crónico: dolor relacionado con los movimientos diarios (dolor mecánico).
Otros síntomas podrían ser:
Pérdida de la movilidad de la articulación.
Signos inflamatorios: una leve hinchazón, aumento de temperatura de la piel del hombro.
En ocasiones, la calcificación puede comprimir/irritar un nervio provocando dolor a lo largo del
brazo y hormigueo.

TIPOS DE CALCIFICACIÓN

Calcificación Degenerativa
Por envejecimiento, desgaste y disminución flujo sanguíneo que lo nutre, debilitándolo y haciéndolo vulnerable a los depósitos de calcio. Se precisa tratamiento.
Calcificación Reactiva
Cuando se produce la creación, inflamación y reabsorción de la calcificación, todo el proceso se produce en el tendón. No precisa tratamiento, sino que se reabsorbe progresivamente.

DIAGNÓSTICO DE UNA CALCIFICACIÓN

Se puede identificar fácilmente mediante una radiografía simple, una ecografía, permitiendo, además, comprobar el estado general del tendón que la contiene y mediante el TAC (escáner).
No hay que olvidar la necesidad de hacer un diagnóstico diferencial para cerciorarse de que no se confunda la sintomatología con otros problemas de hombro, región cervico-dorsal, articular (articulación acromio-clavicular, esternoclavicular), muscular, dolor miofascial o problemas viscerales que irradian el dolor hacia el hombro.

TRATAMIENTOS INDICADOS

ecografía de tendinitis calcificanteEl Tratamiento de Fisioterapia debe ser muy preciso, específico y la utilización de Ecógrafo es una herramienta esencial para ello.

Están indicados los siguientes Tratamientos Ecoguiados que se aplicarán directamente en la calcificación o en el tejido conectivo adyacente para la disminución y/o erradicación de la calcificación:
Ondas de Choque Focales, Electrólisis Percutánea (EPI-EPM), Laser de Alta Potencia, Neuromodulación Percutánea,
Ondas de Choque Radiales y Punción Seca.
Combinando algunos de estos tratamientos entre si y junto a Terapia Manual Osteopática, Láser de Alta Potencia e Indiba Activ Therapy para equilibrar y estabilizar la articulación.
Se complementan los tratamientos de Fisioterapia antes indicados con Ejercicios Excéntricos. Tienen gran utilidad en recuperar lesiones tendinosas a medio y largo plazo. Deben realizarse diariamente durante un mínimo de 3-4 meses aumentando de forma progresiva las cargas, ayudando así a la reabsorción y normalizando la matriz del tendón.

MUY IMPORTANTE:
El fortalecimiento controlado de todos los músculos que componen y tienen influencia en l hombro y manguito rotador, para terminar de recuperar la lesión de forma definitiva y evitar recidivas. Trabajando también la flexibilidad
global de toda la musculatura de cuello, cintura escapular y miembro superior.

Un comentario

  1. Alberto
    | Responder

    Me ha sido muy interesante, felicidades por el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.