La Electrólisis Percutánea Músculo-Esquelética  (EPM), es una técnica de rehabilitación innovadora en el campo de la Fisioterapia, su origen es español y se está abriendo camino en el resto del mundo (Europa, EEUU, etc.) debido a los resultados tan sorprendentes y revolucionarios que se obtienen, ya que, acorta tiempos de recuperación de patologías que no se resolvían de forma completa: tendinosis, tendinitis, etc., soluciona patologías recidivantes: lumbalgias, esguinces, epicondilitis, etc. y mejora la calidad del tejido recuperado evitando que se repita tanto la molestia como la patología.

 

La electrólisis percutánea musculo-esquelética (EPM) o electrólisis percutánea intratisular  (EPI ®) es una técnica de Fisioterapia Invasiva que consiste en la aplicación de una corriente continua (corriente galvánica) a través de una aguja específica para ello.

 

Es una técnica  segura y eficiente que siempre debe realizarse bajo control ecográfico (ecoguiada) con el objetivo de localizar de forma concreta y específica la zona a tratar y valorar su evolución.

 

Mediante la EPM se provoca una reacción electroquímica que induce a una necrosis celular en la región degenerada, dicha reacción produce un proceso inflamatorio local, permitiendo la fagocitosis y reparación del tejido lesionado.

Electrólisis Percutánea Músculo-Esquelética 10

Aplicaciones Clínicas:

  • EPICONDILITIS, EPITROCLEITIS.
  • TENDINOSIS DEL TENDON DE AQUILES, DEL TENDÓN ROTULIANO.
  • PATOLOGÍA DEL MANGUITO ROTADOR: TENDINOSIS TENDÓN SUPRAESPINOSO, INFRAESPINOSO, SUBESCAPULAR Y DEL BICEPS BRAQUIAL.
  • CALCIFICACIONES

  • ROTURAS MUSCULARES
    • CRÓNICAS
    • AGUDAS-FASE INICIAL
    • ELONGACIONES MUSCULARES
    • ROTURAS PARCIALES
    • DESGARROS MUSCULARES
    • CONTUSIONES
  • PUNTOS GATILLO MIOFASCIALES (PGMS)

PATOLOGIAS DE LIGAMENTOS:  ESGUINCES CRÓNICOS.

LESIÓN DE PERIOSTIO: PERIOSTITIS.

LESIÓN DE FASCIAS:  FASCITIS PLANTAR.

LESIÓN DE LA BURSA:  BURSITIS.