LA NEURALGIA INTERCOSTAL

Publicado en: BLOG | 0

La neuralgia intercostal es una dolencia muy frecuente que afecta a personas de todas las edades. Se siente un dolor nervioso, sensación eléctrica, que recorre la parrilla costal desde la columna vertebral hasta el esternón. Se trata de una neuropatía por compresión de uno o varios nervios intercostales.

Nuestra parrilla costal se compone de 12 costillas. Las 7 primeras se unen al esternón, de la 8ª a la 10ª se unen por un cartílago a la 7ª costilla, por lo tanto indirectamente al esternón y la 11ª y 12ª son independientes y se las llama costillas flotantes.

En el borde inferior de cada costilla se encuentra el surco costal, destinado a los vasos y nervios intercostales, esta es la zona afectada cuando se padece una neuralgia intercostal.

Las costillas esta unidas por los músculos intercostales y tapizadas por su borde postero-inferior interior por el diafragma, como un paraguas, trabajando en sinergia junto con la musculatura de la faja lumbopélvica,paravertebral y periescapular. En una neuralgia intercostal esta musculatura va a estar afectada en mayor o menor medida.

 

SINTOMATOLOGÍA

El paciente experimenta un dolor continuo con episodios paroxísticos (de inicio y final bruscos), provocados por movimientos bruscos, respiración profunda, estornudos, tos y compresiones o atrapamientos de la salida de las ramas cutáneas sensitivas de los nervios intercostales. Un dolor que se irradia a lo largo de la costilla (neuralgia) y se pude dar en la región costal izquierda y/o derecha.

 

CAUSAS

ecografía de una neuralgia intercostalUn nervio intercostal puede haberse afectado por múltiples causas, por lo que se debe realizar un buen diagnóstico diferencial.

Las causas más frecuentes son:

  • Fracturas, esguinces y subluxaciones costales provocado por una contusión o un movimiento forzado del tronco.
  • Traumatismos torácicos directos o indirectos.
  • Afectaciones pulmonares.
  • Tumores.
  • Neuralgia postherpética.
  • Gripe o catarro con tos fuerte.
  • Síndrome de Lacomme, frecuente a los seis meses de embarazo.
  • Problemas posturales.
  • Disfunción e hipomovilidades de las vértebras dorsales y costillas.

 

 

TRATAMIENTO

Lo primero que se debe hacer cuando se padece algunos de estos síntomas anteriormente descritos es acudir a nuestro médico para realizar pruebas diagnósticas objetivas. Así descartar lesiones de otro tipo como puede ser alguna fractura o patología cardiorrespiratoria.

Una vez que el diagnóstico esté bien definido tratándose de una lesión músculo-esquelética, se debe acudir a un Fisioterapeuta para solucionar la patología.

El tratamiento debe de ir enfocado a:

– Normalizar la musculatura que guarda una relación directa y está en disfunción (musculatura intercostal, abdominal, paravertebral, diafragma).

– Dar correcta movilidad a la columna vertebral corrigiendo disfunciones de hipomovilidad sobretodo en el raquis dorsal.

– Normalizar el impulso nervioso de los nervios costales afectados.

– Devolver una correcta movilidad de la parrilla costal normalizando y recuperando la correcta funcionalidad de las articulaciones entre costillas y las vértebras y entre las costillas y el esternón.

El Fisioterapeuta puede llevar a cabo el tratamiento con distintas Técnicas Fisioterapéuticas, Terapia Manual Osteopática, Neuromodulación Percutánea Ecoguiada y Terapia Láser de Alta Potencia.

Además, para reducir el dolor por compresión o atrapamiento nervioso en el tiempo, así como mantener los resultados conseguidos, es importante completar el tratamiento con un vendaje neuromuscular.

Los resultados del Tratamiento Fisioterapéutico y Osteopático de la Neuralgia Intercostal son positivamente significativos.

“No hay por qué sufrir dolor innecesariamente, tienes que saber que la Neuralgia Intercostal tiene Tratamiento Fisioterapeútico”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.