CLÍNICA FISIOTERAPIA Y OSTEOPATÍA

C/ Vitoria, 157, Planta 1 - 09007 BURGOS

¿TIENES ESTRÉS? TRATAMIENTO CON FISIOTERAPIA

Estrés

Hoy en día y, con mayor frecuencia, la palabra estrés es utilizada para referirse a una enfermedad que se produce a consecuencia de la sociedad y del estilo de vida que llevamos, en el que las presiones de la vida cotidiana y diferentes condiciones repercuten de manera negativa sobre la salud.

Los síntomas de estrés pueden estar afectando a nuestra salud sin darnos cuenta, lo que puede confundirnos al pensar que una enfermedad es el origen de ese dolor de cabeza, del insomnio frecuente o de menor productividad en el trabajo; pero el estrés puede ser la causa.

Esta enfermedad es muy relevante puesto que va en progresión en toda la población mundial y la puede padecer cualquier persona sin importar edad, género y condición económica.

¿QUÉ ES EL ESTRÉS?

Es un proceso natural del cuerpo humano, es un mecanismo de defensa capaz de generar una respuesta fisiológica automática ante condiciones externas físicas o emocionales que resultan amenazadoras o desafiantes (trabajo, relaciones personales, pandemia mundial), que requieren una movilización de recursos físicos, mentales y conductuales para hacerles frente, y que a veces, perturban el equilibrio emocional del sistema visceral y del sistema muscular, articular y óseo de la persona.

El coordinador de todos estos procesos y respuestas es el Sistema Nervioso Neurovegetativo, el cual, inerva los órganos
internos y sus paredes: casi todos los tejidos del cuerpo están recorridos por una fina red de fibras neurovegetativas.

Si hay una alteración del sistema neurovegetativo, producido por una situación desafiante que supera sus recursos y que puede agravarse si el estado de tensión/estrés continúa un largo periodo de tiempo, el organismo responde con una series de trastornos fisiológicos y psicológicos, pudiendo ocasionar una alteración en los tejidos, en el sistema musculo-esquelético ( dolores musculares, cefaleas, contracturas, roturas), en los órganos y en su función (alteración de la digestión, intolerancias, alergias, alteración del sueño) y cambios conductuales (irritabilidad, ira, ansiedad, desmotivación, etc…).

Estrés

TIPOS DE ESTRÉSestrés fisioterapia

Eustress o Estrés Positivo: cuando se ha realizado correctamente una tarea, trabajo o ejercicio complicado con resultado muy satisfactorio.
Distress o Estrés Negativo: si bien en un primer momento la respuesta de estrés es necesaria y adaptativa para la superación de una situación adversa, se denomina Distress cuando este estrés se mantiene e intensifica en el tiempo y la salud, el desempeño académico o profesional e incluso las relaciones personales se pueden ver afectadas.
Distress Reversible o Estrés Agudo: es el más común, proviene de las exigencias y presiones del pasado o de un
fututo cercano.
Distress Dificilmente Reversible o Estrés Agudo Episódico: Cuando se padece estrés agudo con mucha frecuencia, cuando alguien asume muchas responsabilidades y no puede organizar la cantidad de exigencias o presiones. La persona reacciona de forma descontrolada, muy emocional, irritable, y puede sentirse incapaz de reorganizar su vida.
Distress Irreversible o Estrés Crónico: es una estado constante de alarma, cuando la persona no ve una salida o solución a sus exigencias, presiones y problemas de la vida diaria. Sensaciones de debilidad, cansancio, se descansa mal, aparece sensación de angustia y deseo de huida.

FACTORES DESENCADENANTES

El control eficaz de estrés comienza con la identificación de las fuentes de estrés y la creación de estrategias para controlar dichos factores estresantes. Existen diversas categorías de factores estresantes: relaciones sociales complicadas, presión grupal, bloque de nuestros intereses,
frustración, no conseguir un objetivo planeado, aislamiento y confinamiento, percepciones de amenaza, etc.

SÍNTOMAS

Dolor de cabeza, sudoración, mareos, nauseas, mala memoria, diarrea/estreñimiento, falta de energía y de concentración, cambios de conducta (tristeza, irritabilidad, falta de motivación, ansiedad, inquietud), dolor en el pecho, problemas de salud mental, cardio-vasculares, estomacales y a nivel sexual; cambios de peso, cansancio constante y prolongado, rigidez en raquis vertebral, mandíbula y grandes articulaciones (caderas y hombros); insomnio o exceso de sueño, desgaste a nivel celular y envejecimiento.

TRATAMIENTO FISIOTERAPÉUTICO

La Fisioterapia es uno de los importantes tratamientos existentes contra el estrés mediante la aplicación de diferentes técnicas manuales, liberando tensiones profundas a nivel interno (Fascial y Visceral) y las tensiones superficiales a nivel externo (musculo-articular).
Con el tratamiento / manipulación directa de puntos específicos en el cuerpo, se favorece la liberación de endorfinas y nos da sensación de bienestar que ayuda a combatir el dolor y la consiguiente relajación corporal y emocional.
Tratamientos: Terapia Manual Osteopática, Técnicas de Inducción Miofascial, Drenaje Linfático, Tratamiento de las Cadenas Musculares, Puntos Gatillo Miofasciales, etc.
Los buenos resultados son posibles en gran parte por la liberación de endorfinas, siendo la misma sustancia que se libera al reír y al hacer deporte, por lo que ayuda a combatir la depresión y los estadios de ánimo negativos.
Aconsejamos aplicar el Tratamiento de Fisioterapia con una correcta y previa prescripción médica, con una adecuada alimentación y además con realización de ejercicio físico.

COMPARTIR EN

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

PUBLICACIONES RECIENTES