TENOSINOVITIS ESTENOSANTE

DEDO EN RESORTE, DEDO EN GATILLO O TENOSINOVITIS ESTENOSANTE

La patología Tenosinovitis Estenosante, comúnmente llamada “Dedo en resorte” o “Dedo en gatillo”, es una afección en que uno o varios dedos se quedan bloqueados en flexión y al desbloquearse se extienden como un resorte liberándose. Esto puede producir incluso dolor y un atrapamiento permanente en casos muy graves.

Se produce cuando los tendones flexores de la mano se irritan e inflaman. Esto causa un engrosamiento de los tendones formándose un nódulo estrechando su paso por el canal o vaina de los tendones. La polea por donde pasan también puede engrosarse reduciendo también el espacio de deslizamiento de los tendones flexores.

Cuando este nódulo choca contra el ligamento anular transversal (polea A1) se produce un chasquido al extender el dedo. Si crece el nódulo o el ligamento anular se engrosa, el nódulo no puede atravesar el ligamento anular, bloquea el movimiento y se queda
el dedo fijo en una posición flexionada. Con mayor frecuencia pasa en la polea A1, la más cercana a la palma de la mano donde termina la mano y empieza el dedo. Puede ocurrir en cualquier dedo de la mano y puede haber afectados más de uno.

Evolución

Dedo en ResorteExisten 4 grados de evolución:
– Grado 1: Existe dolor. Puede haber atrapamiento, pero no demostrable en el examen físico. Palpación blanda del nódulo en la polea A1.
– Grado 2: Existe atrapamiento, pero el paciente puede realizar la extensión del dedo.
– Grado 3: Existe atrapamiento. Hay dos tipos de grado 3: Extensión activa del dedo no posible (3A). Incapacidad de flexión completa cuando se produce el atrapamiento (3B).
– Grado 4: Hay un atrapamiento y contractura fija en la flexión de la articulación interfalángica proximal (la primer articulación del dedo después del nudillo).

Es un problema relativamente frecuente, con una incidencia estimada de 28 cada 100.000 habitantes por año.
El resorte del dedo suele ser más pronunciado por la mañana que a lo largo del día.
Puede ocurrir a todas las edades, pero es más frecuente en personas:
– Mayores de 40 años.
– Con diabetes, gota o artritis reumatoide.
– El sexo femenino.
– Que realizan movimientos muy repetitivos de agarre con la mano en el trabajo, deporte, o actividades de ocio.
Es rara la resolución espontánea del dedo en resorte en medio o largo plazo. Si no se trata puede continuar como una molestia dolorosa y si se sigue manteniendo la misma actividad incrementarse la patología.

Tratamiento

El objetivo de tratamiento tanto médico como fisioterapéutico es normalizar el tendón flexor y su vaina afectos y normalizar si deslizamiento a través de la polea A1.

En fases iniciales grado 1 y 2 el tratamiento de elección es el conservador como el fisioterapéutico, siendo este efectivo. En fases más evolucionadas es necesario el tratamiento médico conservador y si este fracasa el siguiente paso es la intervención quirúrgica
para liberar el tendón.

DEDO EN RESORTE EXPLICACIÓN GRÁFICA

El objetivo del tratamiento fisioterapéutico es la remodelación de los tendones flexores de cada dedo, su vaina y la polea A1 como tratamiento inicial.

El tratamiento de Fisioterapia combinado con Electrolisis Percutánea Ecoguiada (EPI), Terapia Manual, Neuromodulación Percutánea Ecoguiada, Indiba Activ, Terapia Láser y ejercicios domiciliarios es efectivo en los dos primeros grados de evolución de la patología.
Es muy importante la participación activa del paciente para la correcta realización de los ejercicios domiciliarios.
Si con Fisioterapia no se consigue remodelar el nódulo interviene el tratamiento médico.

El tratamiento médico en fases iniciales puede ser conservador con inyección de corticoides, acompañado de tratamiento fisioterapéutico posterior para recobrar la normalización de la movilidad sin ningún bloqueo.
Si no se resuelve con inyección de corticoides la patología se opta por el tratamiento quirúrgico y posteriormente se describe el siguiente protocolo de tratamiento fisioterapéutico:

– Los primeros tres días se le indica al paciente que realice una movilización activa de los dedos de la mano.
– A partir del tercer día se retira el vendaje y se cubre la cicatriz con un apósito.
– Del tercer al noveno o décimo día se prescriben ejercicios suaves de movilidad y el décimo día aproximadamente se le retira la sutura.
– Desde que se le retira la sutura hasta la tercera semana se realiza una movilización pasiva y activa asistida para ir ganando amplitud en la movilidad articular de las articulaciones y dedos de la mano e ir ganando fuerza de forma progresiva.
– A partir de la 3ª–4ª semana se inicia la ganancia específica de fuerza muscular con movilizaciones resistidas y ejercicios de tonificación. Hasta que el paciente vuelva a poder realizar actividades de la vida diaria, trabajar e ir introduciendo una tonificación más exigente para que también pueda realizar cualquier actividad física sin problemas.

Como se puede observar la “Tenosinovitis Estenosante” “Dedo en Gatillo” o “Dedo en Resorte” es una patología que se produce sobre todo en aquellas personas que realizan un trabajo manual, deporte o actividad de ocio con agarre repetitivo.

Es una patología que en fases primarias de evolución tiene un buen pronóstico con tratamiento de Fisioterapia. Pero si se mantiene en el tiempo empeora y el tratamiento más indicado puede llegar a ser la intervención quirúrgica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.