ROTURA DEL BICEPS FEMORAL

Publicado en: BLOG | 0

La rotura del bíceps femoral se la denomina también “lesión del velocista o futbolista”, puesto que es muy común en futbolistas y corredores de velocidad. Sobre todo en futbolistas velocistas, como es el caso del conocido jugador Diego Costa del Atlético de Madrid.El músculo bíceps femoral pertenece al conjunto de músculos que forman los músculos isquiotibiales junto al músculo semimenbranoso y al músculo semitendinoso son los músculos de la parte posterior del muslo.

¿CUÁL ES SU FUNCIÓN?

La función principal de los isquiotibiales es flexionar (doblar) la rodilla, la extensión de la cadera y posibilitan las rotaciones sobre la tibia. Aunque otra función importante es el impulso que nos proporcionan a la hora de correr: en cambios de dirección, frenadas, a la hora de esprintar y al tomar impulsos en saltos y grandes zancadas.

La mayor actividad muscu

lar del bíceps femoral se obtiene cuando el pie contacta con el suelo, y como la cuerda de un arco, se tensa acumulando energía para realizar el siguiente movimiento. También actúa de forma excéntrica en los cambios bruscos de dirección en la carrera y al re

troceder la pierna después de un golpeo de balón. Esta energía se libera cuando nuestro cuerpo sobrepasa la vertical del pie y empieza el impulso del salto, paso o cambio de dirección, o también, cuando toca retroceder la pierna después de un golpeo de balón intenso.

SEÑAL DE ALARMA

El deportista suele referir un chasquido y se suele llevar la mano a la nalga correspondiente (derecha o izquierda), suele empezar a dar pequeños saltos y/o se tira al suelo, doblando la rodilla para mitigar el dolor cuando el músculo alcanza su límite de elasticidad, y es justo entonces, cuando se produce una rotura de algunas fibras.
El dolor y la imposibilidad de poder continuar con la actividad que se esta realizando, son los principales síntomas en una lesión fibrilar por rotura o elongación excesiva del músculo.

Es muy doloroso e incapacitante, aparece de forma instantánea y el atleta sólo piensa en detenerse, acción difícil después de un esfuerzo explosivo. La longitud de la rotura muscular indica la gravedad de la misma.

¿CUÁNDO SE SUELE PRODUCIR?

Se produce en un estiramiento excesivo del músculo al realizar una acción de máxima intensidad. En el momento de mayor tensión, esto es, corriendo, disparando, realizando un cambio de ritmo o dirección de carrera a máxima velocidad, el músculo no puede resistir esta tensión de cuerda de arco y se produce la rotura muscular, casi nunca por completo, suelen ir de distensiones, microrroturas a una rotura de varios centímetros. Es muy dolorosa e incapacitante, obligando a un parón de varias semanas o incluso meses.

 

DIAGNÓSTICO FISIOTERÁPICO

Para poder confirmar el diagnóstico es fundamental la historia clínica y la exploración física por parte de los especialistas.

Es conveniente solicitar una ecografía para poder realizar una valoración real, lugar, extensión y gravedad de la lesión. La rotura se puede producir a nivel de su inserción proximal (arriba, en la pelvis), a nivel de vientre muscular o a nivel del tendón distal (abajo, en la inserción con la tibia). En casos severos, también se puede solicitar una Resonancia Magnética.

ROTURA MÚSCULO BICEPS FEMORAL EN UN CORTE LONGITUDINAL
ROTURA BICEPS FEMORAL EN UN CORTE LONGITUDINAL

 

TRATAMIENTOS INDICADOS

El tratamiento fisioterápico debe ser muy preciso y específico, la utilización del ecógrafo es una herramienta esencial para ello. El tratamiento se aplicará directamente en la zona de la lesión y en el tejido adyacente alterado (fibras musculares adyacentes espasmadas) para mejorar la calidad y rapidez de la cicatrización de la lesión.
Tratamientos indicados: Electrólisis Percutánea (EPI-EPM), Laser de Alta Potencia, Neuromodulación Percutánea y Punción Seca. En combinación con Terapia Manual Osteopática, Técnica de Inducción Miofascial e Indiba Activ Therapy para equilibrar y estabilizar la tensión muscular en los isquiotibiales, en la zona lumbo-sacra y toda la extremidad inferior afecta.
ROTURA DEL MUSCULO BICEPS FEMORAL
ROTURA DEL MUSCULO BICEPS FEMORAL

 

Se complementan los tratamientos de Fisioterapia (antes indicados) con Ejercicios Excéntricos. Tienen gran utilidad en recuperar lesiones musculares a medio y largo plazo. Deben realizarse diariamente durante un mínimo de 3-4 semanas aumentando de forma progresiva las cargas, ayudando así a la cicatrización y normalización la elasticidad, plasticidad y fuerza muscular.
Para terminar de recuperar la lesión de forma definitiva y evitar recidivas, es muy importante el fortalecimiento controlado de todos los músculos que componen y tienen influencia en la cadera y extremidad inferior, así como, trabajar también la flexibilidad global de toda la musculatura de la zona lumbar cadera y extremidad inferior.
RECUPERACIÓN 3 SEMANAS DESPUÉS DE LA LESIÓN TRAS LA REALIZACIÓN DEL TRATAMIENTO FISIOTERAPÉUTICO
RECUPERACIÓN 3 SEMANAS DESPUÉS DE LA LESIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.