EL DEPORTE EN LA NIEVE

Publicado en: BLOG | 0

La llegada de las primeras nieves marca anualmente el inicio de la temporada deportiva invernal, el tan esperado momento de poder acercarnos a la montaña a practicar los deportes de nieve. Pero debemos prepararnos para su práctica, lo que nos ayudará a prevenir los riesgos de lesiones y poder así disfrutarlos con seguridad.

El esquí y el snowboard son los deportes más practicados en la nieve. Cada una de estas disciplinas tiene una exigencia física y un riesgo de lesiones muy distintos entre sí.

EL ESQUÍ

La mayoría de lesiones del esquí se dan por caídas o colisiones por gente inexperta, falta de técnica y ocurren estadísticamente durante los primeros siete días de aprendizaje. Por otra parte, las lesiones más graves las sufren los esquiadores más expertos por fatiga, descuidos, exceso de confianza o falta de concentración.
Según los últimos datos de la Sociedad Española de Traumatología del Deporte (SETRADE), se lesionan casi 4 esquiadores y snowboarders de cada mil practicantes.

En el esquí, las lesiones más características de este deporte son la fractura de clavícula, producida por una caída directa sobre el hombro impactándolo contra la nieve y la lesión del pulgar, más conocida como “El pulgar del Esquiador”, se produce parcial o completa del ligamento colateral cubital de la articulación metacarpofalángica situado en la base del pulgar, y sucede al caer el esquiador al suelo con la mano cerrada alrededor del bastón de esquí, de forma que, la correa o el propio puño lesionan el ligamento.

Las lesiones más frecuentes de extremidad inferior son las de rodilla, lesionándose el ligamento cruzado anterior (LCA), ligamentos colaterales y meniscos.
También son habituales las lesiones de cabeza y cuello, producidas por caídas en la nieve.

deportes de nieve - ski

EL SNOWBOARD

deportes de nieve - snowboard

En cambio, la lesión más frecuente en el snowboard es de muñecas. Se produce al perder el equilibrio, cayendo hacia atrás y apoyando las muñecas sobre la nieve dura y helada en hiperextensión. Además, las lesiones de extremidades superiores son tres veces mas frecuentes que en el caso de los esquiadores.
También son habituales las lesiones de luxación o fractura de coxis por caídas de culo en el hielo.

Sin embargo, las lesiones graves de columna vertebral, tienen una prevalencia muy baja entre practicantes de esquí y snowboard.

 

 

 

El esquí y el snowboard son los deportes más practicados en la nieve. Cada una de estas disciplinas tiene una exigencia física y un riesgo de lesiones muy distintos entre sí.

POSIBLES CAUSAS DE LESIONES

El mal estado del equipamiento es una de las causas más frecuentes de lesión, se ha de tomar en serio el tener un equipo adecuado y en buenas condiciones. No se debe alquilar material en cualquier lugar, únicamente porque sea mas económico y que quizás pueda llevar mucho tiempo en desuso. Si es prestado también tiene que ser adecuado para la persona que lo vaya a usar.

Las caídas y colisiones por distracciones, exceso de confianza o por ser inexperto.
El no tener una preparación física correcta para el deporte que vamos a realizar es un problema que suele ser habitual. Por ser una disciplina estacional no siempre se realiza un entrenamiento físico previo para adquirir fuerza y resistencia necesarias para la buena práctica deportiva.

También es importante conocer las condiciones en las que se encuentra la nieve y controlar el medio en el que se va a esquiar.

CONSEJOS DE PREVENCIÓN

Si eres principiante iníciate con un instructor para adquirir unas nociones básicas y suficientes para poder empezar a esquiar con seguridad. Usar el sentido común y tener un control constante de la situación, mejora las posibilidades de evitar lesiones.
Si se tiene una buena técnica, procura realizar un buen calentamiento antes de exigirte el máximo en la pista de nieve y es importante que las botas estén siempre bien ajustadas.

Media hora antes de realizar la actividad hay que beber medio litro de agua como mínimo para estar bien hidratado.
Se ha de estar correctamente equipado con las protecciones necesarias para una práctica más segura.
La mayor incidencia de lesiones se produce casi siempre a últimas horas.

Es importante conocer nuestros límites y, antes de estar fatigado, hacer un descanso de recuperación, porque es en estos momentos de fatiga cuando los tejidos fallan y se produce la lesión.

Siempre, después de la práctica deportiva, se ha de realizar:
Un estiramiento de leve intensidad, a los 10 minutos, para descongestionar el músculo y ayudar a eliminar las sustancias de desecho de los tejidos; y así no romper fibras musculares al realizar un estiramiento intenso.
Un estiramiento intenso, a los 40 minutos, cuando el músculo está descongestionado, de una duración de 30 minutos para normalizar los tejidos.
Es importante no esquiar solo y siempre informar sobre el recorrido que se va a realizar por seguridad.
Desde el Centro Sanitario López Corcuera, os queremos animar a practicar el esquí y el snowboard, o a iniciaros en su práctica. Son disciplinas sanas, muy divertidas y gratificantes.

La Fisioterapia Deportiva, mediante medios técnicos y terapias manuales, facilita la práctica de estas actividades y reduce la probabilidad de lesiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.