CÓMO IDENTIFICAR Y TRATAR EL SÍNDROME DEL PIRAMIDAL

SÍNDROME DEL PIRAMIDAL

Síndrome del Piramidal: Gran cantidad de corredores, deportistas con elevada actividad deportiva como puede ser:

Crossfit, alterofilia, futbol, rugby, baloncesto en algún momento han experimentado un dolor o “pinchazo” profundo en el medio de la nalga.

Usualmente asociado a lumbago o ciática, produce un dolor que recorre la cara posterior y lateral de la pierna.

Generalmente se trata de una inflamación, irritación, hipertrofia, espasmo o contractura del músculo piramidal conocido como SÍNDROME DEL PIRAMIDAL O PIRIFORME.

Otro sector importante que puede sufrirlo son aquellas profesiones que deben pasar muchas horas sentados, ya sea en la silla de una oficina o en el asiento de un vehículo.

El Síndrome del Piramidal refiere importante influencia en pacientes con dolor de espalda, entre el 5% y el 36%. y es más frecuente en mujeres que en hombres.

Es un músculo voluminoso y grueso.

Si lo es en exceso, aumenta la incidencia de compresión/irritación de numerosos vasos y nervios que pasan por el agujero ciático mayor.

Siendo su COMPRESIÓN/IRRITACIÓN DEL NERVIO CIÁTICO el más conocido e incapacitante para el paciente.

El músculo piramidal divide la zona glútea en dos zonas: zona superior o zona suprapiriforme y zona inferior o zona infrapiriforme.

Son dos zonas muy importantes donde hay que evaluar, al pasar a través de ellas nervios arterias y venas susceptibles a compresiones, pinzamientos, etc.

En la zona suprapiriforme (L4-S1):

  • IMPORTANTES ESTABILIZADORES DE LA CADERA y perpetuadores de lesiones como el síndrome que vamos describir con dolor hacia zona lumbar y hacia la cadera.

En la zona infrapiriforme (L5-S2 y S1-S3):

  • ZONA DE INERVACIÓN DE LA EXTREMIDAD INFERIOR, en caso de compresión/irritación de estas estructuras puede producir dolor, hormigueo hacia la zona inferior y hacia la cadera de la extremidad inferior.

 

CÓMO IDENTIFICAR Y TRATAR EL SÍNDROME DEL PIRAMIDAL imagen caderaFUNCIÓN DEL MÚSCULO PIRAMIDAL 

El músculo piramidal realiza una función muy importante, tiene una íntima relación con la zona lumbar y sacra de la columna vertebral, y con las extremidades inferiores.

El músculo piramidal estabiliza la cadera, dejando la cabeza femoral en un correcto posicionamiento en la articulación coxo-femoral.

 

CAUSAS

El Síndrome del Piramidal puede originarse por diferentes causas.

Hay descritas 6 tipos de variantes anatómicas de conflicto en relación del nervio ciático y el músculo piramidal en su paso por la zona glútea hacia la extremidad inferior.

Nosotros vamos a comentar las más comunes:

  • En el 60% de los casos el nervio ciático pasa entre el músculo piramidal y el músculo glúteo menor, por el agujero ciático mayor.
  • Un 20% el nervio ciático perfora el músculo piramidal.
  • Otra causa importante, es el paso del ciático por encima del cuadrado femoral. Si el nervio se encuentra muy lateral, hay fibrosis del tejido conectivo que lo protege o hay una disminución del espacio en dicha zona, se reproduce una sintomatología característica de este síndrome.
  • El Síndrome del Piramidal también puede ser por causa externa como: mala práctica deportiva, escoliosis, dismetría de los miembros inferiores, disfunciones pélvicas, de la esfera ginecológica/urinaria, un traumatismo, giros repentinos de la cadera, heridas penetrantes y cicatrices post-quirúrgicas en zona abdominal o en cadera.

 

SINTOMATOLOGÍAS

El Síndrome del Piriforme puede asociarse a dolor y parestesias en:

La región lumbar, ingle, periné, nalga, cadera, parte posterior del muslo, pierna y pie.

  • Dolor sordo en nalga.
  • Dolor cara posterior y lateral del muslo, pantorrilla y pie.
  • Dolor al estar tiempo sentado, al subir escaleras y/o inclinarse.
  • Aumento de dolor después de un esfuerzo, andar, correr o práctica deportiva.
  • Asociado a un rango disminuido en la articulación de la cadera.
  • En ocasiones mejora al acostarse boca abajo.
  • El dolor usualmente afecta solo a un lado del cuerpo. Pero también puede ocurrir en ambos lados al mismo tiempo.

 

CÓMO IDENTIFICAR Y TRATAR EL SÍNDROME DEL PIRAMIDAL Ecografía

DIAGNÓSTICO FISIOTERAPÉUTICO

  • Mediante palpación y pruebas ortopédicas específicas.
  • Mediante la Ecografía puede observarse, realizando una exploración en zona de la nalga, glútea, y zona postero-lateral de la extremidad inferior en todo el recorrido del nervio ciático. Se valora a nivel estático y dinámico.
  • Resonancia Magnética (RMN) además de poder diagnosticar y se puede valorar el estado del nervio.

 

TRATAMIENTO FISIOTERAPÉUTICO

En ocasiones hay que combinar el Tratamiento Fisioterápico con el Tratamiento Médico (farmacología) para disminuir la inflamación y compresión o irritación del nervio ciático.

Con los Tratamientos Fisioterápicos el objetivo es mejorar la irrigación sanguínea del nervio ciático, normalizando el tono muscular de la zona lumbar, sacra, glútea y de las piernas mediante:

  • Electrólisis Percutánea Ecoguiada (EPI, EPM)
  • Láser de Alta Potencia
  • Indiba Active Therapy
  • Neuromodulación Percutánea Ecoguiada
  • Terapia de Sistemas Inductivos
  • Terapia de Inducción Miofascial
  • Terapia Manual Osteopática.

Por lo tanto, para potenciar y evitar que la lesión se pueda repetir, es muy beneficioso acompañar los tratamientos con un trabajo de:

Equilibración, Potenciación y Readaptación de las dos extremidades inferiores y la cintura pélvica.

En conclusión, así preparamos la zona lumbo-pélvica y extremidades inferiores tanto para las actividades de la vida diaria como para la práctica deportiva de elevada intensidad.

Nuestros artículos también los publicamos en la revista digital Hachepositivo.es.

Puedes verlo concretamente en paginas 14-15, os dejamos el enlace a la revista, clic en la imagen:

CÓMO IDENTIFICAR Y TRATAR EL SÍNDROME DEL PIRAMIDAL enlace revista digital