CLÍNICA FISIOTERAPIA Y OSTEOPATÍA

C/ Vitoria, 157, Planta 1 - 09007 BURGOS

TRATAMIENTOS PARA EL DOLOR DE ORIGEN MUSCULOESQUELÉTICO

Tratamientos para el dolor de origen musculoesqueletico

En esta ocasión os vamos a hablar sobre el Síndrome de Dolor Miofascial. Una patología cada vez más conocida y reconocida por los propios pacientes.

La fascia, es el tejido que recubre músculos, huesos y articulaciones, vísceras y estructuras nerviosas y vasculares, protegiendo y manteniendo la estructura del cuerpo unido, se trata de un tejido conectivo que envuelve todo nuestro cuerpo como una red ininterrumpida permitiendo que tenga una correcta movilidad y funcionamiento. Este tejido tiene un gran contenido en colágeno y puede sufrir acortamiento y endurecimiento cuando determinadas fuerzas actúan sobre él.

Al tener una estructura continua si en una parte existe una restricción o un cambio estructural en la fascia provoca una disfunción en zonas más alejadas donde existirá sintomatología aunque el origen del mismo no sea en el mismo lugar sintomático. Esto puede producir una disfunción orgánica y dolor. Las restricciones del sistema fascial pueden crear disfunciones de forma directa o indirecta no solo del aparato locomotor sino a nivel de sistema nervioso, respiratorio, cardiovascular o el aparato digestivo entre otros.

La Inducción Miofascial es uno de los tratamientos de elección para el Síndrome de Dolor Miofascial, consiste en un conjunto de técnicas superficiales y profundas que van dirigidas a tratar la fascia, el objetivo de las maniobras será eliminar restricciones, es decir la alteración de la movilidad del tejido miofascial, en el caso de las técnicas superficiales, y la liberación de los componentes colagenosos, lo que se conseguirá con las técnicas profundas.

El paciente lo percibe como una presión suave de las manos del fisioterapeuta manteniéndose fija durante un determinado tiempo, imprescindible para inducir esos cambios en el colágeno. Se cambia la actitud estacionaria de la estructura de tejido conectivo reorientando las fibras de colágeno, principal componente del sistema fascial del cuerpo. Los cambios también ocurren dentro de la sustancia fundamental del tejido conectivo, activando el sistema linfático, mejorando la circulación del agua y favoreciendo un proceso de desintoxicación. Los objetivos son tener una eficaz recuperación de la función y la disminución del dolor.

Las técnicas utilizadas para el tratamiento del Síndrome de Dolor Miofascial no solo son usadas de manera exclusiva sino que se pueden combinar con otros conceptos terapéuticos de terapia manual como el tratamiento osteopático, punción seca, etc.

Tratamientos para el dolor de origen musculoesqueletico

COMPARTIR EN

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

PUBLICACIONES RECIENTES