La Fisioterapia urológica es eficaz en el tratamiento de las patologías de Próstata, tanto desde el punto de vista preventivo como tras la cirugía. Las sesiones de Fisioterapia son indoloras y sin ningún tipo de riesgo o efecto secundario.

 

Los problemas de próstata afectan a un 15%-20% de los hombres en algún momento de su vida. Y aproximadamente el 70%-80% de los hombres mayores de 60 años tiene alguna dificultad al orinar debido al crecimiento de la próstata.

 

Antes de la cirugía, el objetivo de la Fisioterapia urológica es reeducar, fundamentalmente empleando ejercicios de cinesiterapia de suelo pélvico y adaptación de hábitos del comportamiento para acelerar la recuperación de la continencia y evitar que este problema se convierta en crónico.

 

Si hay intervención, el tratamiento de Fisioterapia acelera  la recuperación y minimiza las posibles secuelas. El fisioterapeuta fundamentalmente se centra en disminuir los esfuerzos abdominales, aprendizaje de la dinámica miccional, refuerzo de la musculatura específica y toma de conciencia de dicha musculatura.

Fisioterapia Urológica Indicaciones:

  • Fijación de la próstata
  • Prostatitis
  • Prostatitis crónica
  • Determinadas formas de disfunción eréctil
  • Tratamiento de determinadas formas de alteración de la eyaculación
  • Dolor lumbar o perineal
  • Micciones frecuentes y urgentes
  • Disuria (micción dolorosa o difícil)
  • Flujo de orina débil o interrumpido
  • Incontinencia urinaria