La Osteopatía es el estudio de los efectos internos que vienen de la estructura. Está basada en la Anatomía, la Fisiología y la Semiología.

 

La VISIÓN GLOBAL y el TRATAMIENTO HOLÍSTICO es lo que nos diferencia del resto de disciplinas sanitarias.  El tratamiento depende de una evaluación corporal completa, del tipo de lesión y del paciente. Ningún tratamiento es igual a otro y se debe seguir siempre un enfoque personal único.

 

La Osteopatía es una especialización indispensable en el tratamiento de cualquier patología del cuerpo humano. Entiende el cuerpo como un todo y trata cualquier tipo de tejidos, lo normaliza, estabiliza y equilibra.

 

El tratamiento Osteopático se basa en que: “Cualquier cambio en la movilidad del sistema visceral, estructural y craneal conduce hacia un trastorno funcional que, a su vez, puede dar lugar a un cuadro patológico”.

 

Los Osteópatas de nuestro Centro tienen como base la Fisioterapia. Posteriormente se han formado durante 6 años para alcanzar el grado de Osteópata C.O. ó D.O. en la Escuela de Osteopatía de Madrid (EOM), sede de Alcalá de Henares, en colaboración con el Departamento de Anatomía y Embriología Humana, Facultad de Medicina de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH).

 

Son 6 años de estudio intenso de la Anatomía Humana, Biomecánica (como se mueven las distintas partes del cuerpo “Estructural, Visceral y Craneal”), Fisiología (función de las mismas) y Patología (enfermedad).

 

En EE.UU la especialidad en Osteopatía es una rama de los estudios de Medicina, la titulación que se obtiene después de realizar los estudios en Osteopatía es el “Doctor of Osteopathic Medicine” (DO).

 

Disciplinas Osteopáticas:

 

  • Osteopatía Estructural

Dedicada al restablecimiento del aparato músculo-esquelético y de la postura, centrándose en la   columna vertebral y disfunciones articulares.

  • Osteopatía Craneal

Se centra en los problemas craneales y su influencia en el Sistema Nervioso Central y Periférico.

  • Osteopatía Visceral

Enfocada hacia la curación de órganos y vísceras. Mejora la función de estos mediante manipulación manual. Cualquier cambio en la movilidad del sistema visceral conduce hacia un trastorno funcional que, a su vez, puede dar lugar a un cuadro patológico.