La Ecografía Musculoesquelética es inherente al proceso de atención en fisioterapia y facilita la toma de decisiones al fisioterapeuta dentro de su ejercicio autónomo, tanto en la evaluación como en el diagnóstico fisioterápico, la planificación, la intervención terapéutica y la reevaluación. Al igual que, facilita realizar el seguimiento y valoración en las sucesivas sesiones de la evolución de la parte lesionada, con el tratamiento fisioterapéutico recibido.

 

Desde la perspectiva del Fisioterapeuta, es una herramienta que proporciona un estudio objetivo, dinámico, rápido, eficaz, inocuo, en tiempo real y comparativo del tejido músculo-esquelético.

 

La Ecografía Musculoesquelética es una técnica en continuo desarrollo, su uso es cada vez más importante en la práctica clínica diaria, tanto en el diagnóstico como en el posterior seguimiento del tratamiento para los profesionales de la salud.

 

Ecografía Musculoesquelética
Gracias a la ecografía se pueden realizar tratamientos especializados de la fisioterapia invasiva
(Punción Seca, Epi, Mesoterapia, etc…) de forma específica y eficaz, tratando exactamente el tejido objetivo y la zona dañada.

 

La ecografía es un método no invasivo e indoloro. No es perjudicial a la salud del paciente y no tiene consecuencias, por lo que se puede utilizar varias veces sin tener que sufrir contratiempos ya que no se conocen contraindicaciones por su utilización.

 

APLICACIONES CLÍNICAS DE LA ECOGRAFÍA MUSCULOESQUELÉTICA:

  • Tendinitis y/o Tendinosis
  • Pubalgias
  • Calcificaciones
  • Tendinitis y/o Tendinosis
  • Pubalgias
  • Calcificaciones
  • Esguinces
  • Hernias Discales
  • Neuralgias y comprension neural